Junio 2016

01.06.2016 00:01

El 20 de junio conmemoramos la muerte del General Manuel Belgrano,

el creador de la Bandera Argentina.

Como en el caso de San Martín, Sarmiento y otros fundadores de la Patria, discutidos y negados en su tiempo, la figura de Belgrano se va destacando límpida y luminosa de las brumas del pasado. En la conciencia de todos los argentinos está la certeza de que fue grande entre los grandes. La posteridad le ha erigido muchos monumentos a su memoria, pero su gran monumento, el que traduce la limpidez serena y heroica de su alma, es la bandera celeste y blanca, flameando airosa sobre una tierra de hombres libres.

También, durante este mes celebramos el día del Escritor y el día del Libro ya que uno no podría existir sin el otro.

Con el libro el amor es concreto y vital. Regocija cuando se ve leer a un joven, cuando un abuelo se calza los anteojos para releer un clásico, cuando una mamá le lee a sus hijos, cuando una maestra comparte con sus alumnos disfrutando de este escenario de ficción que brotan de los libros llegando al plano real sin esfuerzo.

La lectura, como el viaje, es una fuente inagotable de aprendizaje, porque al abrir una página abrimos también el mundo.